Inicio » DGAC defiende sus viejas normas para slots en el AICM ante críticas de IATA
slots aicm cofece
Aerolíneas México

DGAC defiende sus viejas normas para slots en el AICM ante críticas de IATA

La Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) defendió su medida de seguir utilizando el criterio 85/15 de uso y cancelaciones, para tener la prioridad histórica en asignación de horarios de aterrizaje y despegue (slots). Aseveró que no contraviene las Directrices Mundiales de Slots (WSG, por sus sigla en inglés) y garantiza que las aerolíneas que operan en México cumplan el estándar internacional 80/20, además de que no considera necesario realizar un nuevo estudio de capacidad operativa en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM).

En un documento firmado por su director, Miguel Peláez, se responde a los comentarios de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por su sigla en inglés), sobre las nuevas bases para asignar slots en aeropuertos saturados y su crítica por mantener dicha fórmula, porque establece un requisito de uso más alto y menos realista de lo que experimentan las aerolíneas actualmente, refiere El Economista.

“IATA lamenta que la DGAC haya decidido mantener el criterio (vigente desde el 2000) que establece que las aerolíneas que no cumplan el criterio de puntualidad de 85 por ciento (es decir, lleguen más de 15 por ciento del tiempo tarde o más de 15 minutos antes de la franja horaria designado) perderán sus franjas horarias históricas”, dijo antes la asociación que representa a más de 274 aerolíneas. (Por retrasos, aerolíneas pierden 18% de derechos de slots en AICM).

Al respecto, la dependencia reiteró que su propuesta no entra en conflicto con las directrices de IATA y “un criterio de 85 por ciento de cumplimiento no impide a las aerolíneas cumplir con las WSG y operar en otros aeropuertos, al contrario, si los transportistas aéreos cumplen con requisitos más exigentes, con mayor razón podrán cumplir” con el 80/20.

Acerca del Autor

Redacción

Agregar Comentario

Clic aquí para comentar