Inicio » Dan por hecho partida de FONATUR de Cancún y sugieren alcaldia para Zona Hotelera
Caribe Mexicano Allianz Travel Clubes vacacionales
Cancún

Dan por hecho partida de FONATUR de Cancún y sugieren alcaldia para Zona Hotelera

Bajo el contexto de la retirada de Fonatur de los Centros Integralmente Planeados (CIP), como Cancún, dada a conocer en las comparecencias en la Cámara de Diputados, el Observatorio Legislativo de Quintana Roo destacó en un comunicado, la necesidad de implementar un plan de atención para los servicios públicos en la Zona Hotelera de Cancún.

Además, planteó la posibilidad de establecer una alcaldía en esta porción del destino vacacional, con la formación de un consejo ciudadano encargado de supervisar el uso de los recursos fiscales y la concesión de permisos. (Miguel Torruco presenta a diputados logros del turismo y acciones para Acapulco).

La confirmación de esta situación se encuentra en la convocatoria para la venta de los inmuebles sin construcción de Fonatur, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 16 de noviembre. En Quintana Roo, se promueven 13 inmuebles en Cancún y 20 en Cozumel.

A pesar de que el Presupuesto de Egresos de la Federación asigna más de mil millones de pesos a Fonatur para 2024, “surge la pregunta sobre la suficiencia de los cerca de 200 millones destinados al mantenimiento de la Zona Hotelera de Cancún, especialmente con la necesidad de expandir los servicios para respaldar el crecimiento de la zona”, indicó Eduardo Galaviz.

En este contexto, se consideran aspectos como el funcionamiento de las plantas de tratamiento de agua, el suministro de energía y, más adelante, la limpieza y el mantenimiento diario del puente que cruzará la laguna. Además, se propone la creación de un Consejo Ciudadano para supervisar el uso de los recursos fiscales y los permisos.

El Observatorio Legislativo considera estos puntos cruciales para evitar el descuido del mantenimiento de la Zona Hotelera de Cancún y prevenir el caos en sus espacios públicos, similar a lo que ocurre en el centro de la ciudad, con la presencia de vendedores ambulantes y la concesión de espacios en camellones y banquetas de la Zona Hotelera para establecer negocios, como se ha intentado recientemente.