Inicio » Airbnb destinará 260 mdd a anfitriones para resarcir afectaciones por cancelaciones
Airbnb QRoo Aplicaciones
COVID-19 CORONAVIRUS Marketing

Airbnb destinará 260 mdd a anfitriones para resarcir afectaciones por cancelaciones

Tras la polémica desatada por Airbnb al decidir de manera unilateral las políticas en torno a las cancelaciones originadas por la pandemia de coronavirus, la compañía anunció que destinará 260 millones de dólares para compensar el daño a sus anfitriones.

Como la mayoría de las compañías de viajes en el mundo, Airbnb mostró su solidaridad con los viajeros a quienes anunció que eliminaría los cargos por cancelaciones y reembolsaría las reservas a los huéspedes.

Sin embargo, la medida afectó seriamente a los anfitriones, que son los propietarios de los inmuebles que se anuncian a través de esta plataforma de alojamiento, y que ven en este modelo de negocio una forma de obtener ingresos.

El cofundador y CEO de Airbnb, Brian Chesky, reconoció el gran error de haber tomado la decisión de manera unilateral, sin considerar la opinión de los anfitriones, y luego de ofrecerles disculpas, anunció una serie de medidas para resarcir el daño.

Airbnb pagará a los anfitriones 250 millones de dólares para cubrir parcialmente el costo de las cancelaciones que se dieron por la pandemia. Para las cancelaciones de reservas programadas entre el 14 de marzo y el 31 de mayo, pagará una cuarta parte de lo que habrían recibido a través de las políticas de cancelación.

La plataforma de alojamiento también anunció un fondo de ayuda a los ‘superhost’ de 10 millones de dólares, para elegir apoyos de hasta 5 mil dólares que pueden destinar al pago de alquiler o hipoteca.

Para este fondo, los empleados de Airbnb aportaron un millón de dólares, y los nueve restantes los darán los cofundadores de la compañía Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk.

En su disculpa, Chesky argumentó la urgencia de actuar ante la propagación del coronavirus y la necesidad de tomar medidas que ayudaran a la protección de la salud pública, así que se les dio la facilidad a quienes tenían reservas de no utilizarlas. (Disgusto de hoteleros con Booking.com por cancelaciones sin cargos).