Inicio » Cancún número uno en certificaciones para Bodas Hindúes
boda hindú cancún
Destinos Marketing

Cancún número uno en certificaciones para Bodas Hindúes

Cancún se ubica en el top de los destinos de México con certificación de bodas hindúes considerado un gran nicho de mercado, por el alto poder adquisitivo de los contratantes, a quienes hay que atender “de acuerdo a su cultura e idiosincrasia, para lo que hay que conocer lo que esperan”, refirió Brenda Fernández, directora del South Asian Wedding Institute, institución especializada en certificaciones de bodas del sur de Asia.

En entrevista con NITU.mx, la especialista, explicó que este nicho de mercado, no solo deja derrama cuando se realiza el evento, sino también en la capacitación.

Destacó que tan sólo en Cancún hay 260 personas certificadas en este segmento, en tanto en Los Cabos apenas inició la certificación y hay 28 personas que cuentan con este documento.

La experta que cuenta con cuatro años capacitando a los profesionales de la industria en bodas del sur de Asia, principalmente bodas hindúes, musulmanas y persas, señala que durante estos programas de capacitación, se otorga entrenamiento desde temas religiosos, gastronomía, hasta vestimenta, y decoración.

“Se invita a un sacerdote hindú, quien hace una ceremonia con los participantes a quienes les explica para qué es cada utensilio, qué necesitan, los significados de cada acción que se realiza, los rituales, y demás”, detalló.

De igual forma los asistentes ven marketing, hacia donde se deben enfocar los esfuerzos para este mercado.
Brenda Fernández, se capacitó hace 6 años en Bombay, India en un instituto que se enfoca en el segmento de bodas del sur de Asia. Actualmente afirma que su instituto es el único en toda América que ofrece esta certificación.

Actualmente el instituto colabora con Destination Wedding & Honey Moons de Estados Unidos, y son quienes certifican a los agentes de viajes de ese país, quienes viajan a Cancún una vez al año para certificarse.

Aunque al no ser una boda legal, no se tienen registros absolutos de cuántas bodas se realizan al año y en dónde, ya hay grandes cadenas hoteleras que atienden este exigente mercado como: Barceló, Dreams Riviera Cancún, Moon Palace, Hard Rock, Dreams Tulum, Fiesta Americana, Grand Velas, Paradisus, The Vine, Krystal Grand Punta Cancún, entre otros. (Hotel Krystal Grand Punta Cancún refrenda placa como organizador de bodas certificado).

Una boda hindú a diferencia de una mexicana o estadounidense, representa tres eventos, ya que por tradición hacen dos eventos pevios: El primero es El Mendi, en que las mujeres se hacen diseños con hena a la novia; un día antes de la boda es el Sanguit en donde se preparan coreografías de baile, más el día de la boda, por lo que la derrama es exponencial.

A esto suman la cantidad de invitados, una boda hindú de destino, tiene como mínimo 200 personas invitadas, ha habido en Cancún bodas de 200 y 300 personas, y hasta 500 personas.

“En la boda tradicional hindú se invita a todos los conocidos, de los padres de ambos contrayentes, y de ambos novios, además de familiares, por lo que es común que sean de mil o 1,500 personas” explicó.

En cuartos noches el beneficio también es importantísimo, por eso es un segmento tan disputado.
Generalmente, vienen de Estados Unidos y Canadá, quienes se deciden por el Caribe Mexicano, debido a su conectividad, por su belleza, calidad en el servicio, profesionales certificados y precios, que en comparación con sus países de origen mucho más accesible.

Acerca del Autor

Alejandra Moncisbays

Cursé la carrera de Periodismo y Comunicación en la Facultad de Estudios Profesionales Acatlán.
Vivo en Cancún desde hace 24 años. Fui reportera de La Tarde de Cancún, y Novedades de Quintana Roo, colaboré en TVCUN, edité Cancuníssimo y colaboré en las revistas Latitud21, entre otras, con principal enfoque en los sectores empresarial y turístico.
Desde hace varios años soy Agente de Seguros con cédula de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas. Actualmente, me desarrollo en los ámbitos del periodismo y el sector asegurador.